El espíritu de la nueva televisión

tda

Nota de Eva Guevara, aparecida en Edición Cuyo, en http://edicioncuyo.com/el-espiritu-de-la-nueva-television

 

Los canales de tv digital comunitarios y públicos son un modelo para armar, aferrado al proceso de mutación del paradigma comunicacional argentino. Cambió la mirada sobre los contenidos, el valor de la técnica y la lógica de la integración al interior del país.

 

Este planteo de maximización de las ventanas, apunta el director del Laboratorio de Tecnología de la UTN; San Rafael, “tiene que ver con la sustentabilidad de la producción en red, se beneficia tanto el que vende lo suyo afuera como los de otros lugares que también forman parte de la red de intercambio de producción y distribución. Si no, nos dan los costos y nosotros no podemos pensar en un Estado que subsidie la televisión eternamente, eso puede ocurrir durante un tiempo, no siempre, con lo cual hay que planificar en función de un programa de desarrollo de lo audiovisual donde el subsidio es sólo una parte”.

En la agenda política

¿Será el desarrollo de la tv digital el gran tema de la ciudadanía en los próximos años? Ojalá la respuesta sea sí, pero habrá que ver qué expectativas tienen los ciudadanos en cuanto al despliegue de este nuevo modelo audiovisual. En ese punto, Sergio Romero desnuda una realidad: “Todo indica que la mayoría de la gente confunde lo que es tv digital con contenido premium gratis o con la calidad de definición de su televisor, o sea, tiene la expectativa de querer reemplazar el cable”. ¿Qué habría que hacer? En su opinión, explicar con ingenio y sinceridad cuál es el sentido de lo proyectado.

“Entiendo que es difícil, no es como sucedió en Republicana Dominicana donde allí toda la iniciativa gubernamental se redujo a tomar todos los canales satélites públicos de todos los continentes y bajarlos, de ahí que uno acceda a 60 canales donde se puede ver la TV pública argentina, chilena, española, etc.. Aquí nada más, se ha producido la contingencia de un fenómeno que es mundial – el del apagón analógico- coincidiendo con la lucha por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual lo cual hace que no sólo se hable de cambio tecnológico sino también de contenido, lo cual hace que la Argentina pase a ser una experiencia única que es mirada y seguida desde afuera”, asegura Sergio Romero.

Y hablando de agenda política, hubo un hecho trascendental semanas pasadas que fue cuando la Ministra de Industria Débora Giorgi convocó a los fabricantes de teléfonos celulares para explicarles la política nacional de sustitución de importaciones, las plataformas híbridas y la necesidad de incorporar el chip con la norma técnica que va a permitir la transmisión de la señal de tv digital, lo cual derivó en un acuerdo válido para todos los teléfonos fabricados en el país. Es entonces que ese escenario más abierto y más integrado que invita a mirar Romero se le añade la visión de la política pública.

“Sin esa visión no se entiende el impulso de recambio tecnológico, ni por qué la entrega de los decodificadores de tv digital a jubilados, ni por supuesto, la política de inclusión social que desde luego, el mercado no haría. Ahora bien, esto obliga a profundizar políticas, así como se promueve que la gente siga usando los mismos equipos televisivos que tiene, es decir, analógicos. Hay que promover que el decodificador de TDA también esté en todos los televisores nuevos que vendan en el país. Con la misma lógica de norma industrial y de acuerdo que vimos con Giorgi y los fabricantes de teléfonos celulares. Esto Brasil ya lo implementó o está en vías de implementarlo, precisamente porque es una herramienta fundamental para avanzar en el mercado tradicional de televisores”.

Control, mucho control

Otro elemento fundamental que tiene que ver con las políticas públicas es controlar. La experiencia anterior en el país ofrece en este sentido imágenes contradictorias.

Según explica Sergio Romero: “Argentina es el país con mayor penetración de tv de cable de Latinoamérica, entre lo formal que es pago y lo informal – los colgados- hay una gran penetración que hace recordar la experiencia de la multiplicación de las FM, es decir, un esquema donde se abrió una gran cantidad de situaciones informales que se después se formalizaron. Uno podría pensar que tal experiencia fue positiva, pero no lo fue porque de ahí derivó la actual concentración de medios. Primero porque se cayeron una cantidad de FM y luego porque esas que se cayeron las compraron los multimedios. Si bien ahora el esquema es diferente, lo mismo hay que mirar muy bien. Pensemos Mendoza, en lo concreto, donde había dos señales con licencia de tv abierta va a pasar a tener 10 o 12 señales rápidamente por la vía de los concursos digitales. Pero atención, porque cuando esto se está moviendo aparecen canales como el 55 de la Cooperativa Eléctrica de Godoy cruz –la COPE TV – que está transmitiendo por aire en forma analógica, con lo cual cabe preguntarse en qué estado legal se halla esa señal y si responde a la estrategia de quien está pensando en que va a concursar en digital. Es decir, empieza a manifestarse esto que ya pasó con las FM en el pasado lo cual tiene que ser una señal de advertencia. Lo mismo cabe expresar de las emisoras comunitarias, si éstas no existen verdaderamente y aún así son admitidas, después habrá que sentarse con ellas a manejar temas tan difíciles como los planes de negocio para subsistir y poder cumplir con los porcentajes de producción local y nacional que establece la Ley. Adviértase que si no se imponen los controles, si no se desarrolla todo este proceso abierto dentro de un marco o camino legal después todo va a ser por demás complejo”.